¿Puedo cambiar de casa teniendo hipoteca? - Azlo

¿Puedo cambiar de casa teniendo hipoteca?

¿Es posible cambiar de casa teniendo hipoteca?

por | Sep 7, 2022 | General, Vivienda

Imagínate que un día, por un giro del destino, encuentras la casa de tus sueños y su precio entra dentro de tu presupuesto. Sin embargo, todavía estás pagando la hipoteca de tu actual vivienda. ¿Es posible cambiar de casa aunque tenga una hipoteca?

Cómo cambiar una casa con hipoteca por otra

Normalmente, solicitar una hipoteca para comprar una casa implica casarse con el banco durante un largo periodo de tiempo. Este proceso suele asustarnos por el compromiso, la responsabilidad y el gasto que supone. La cosa empeora si por casualidad se cruza en nuestro camino la vivienda perfecta cuando todavía nos quedan innumerables cuotas por pagar. ¿Y qué pasa si nos tenemos que mudar a otra ciudad o si necesitamos una casa más grande porque la familia ha crecido?

Tener una hipoteca implica una obligación, pero no una bola de hierro en el pie que nos impida movernos de esa vivienda hasta que hayamos terminado de pagarla. Al fin y al cabo, la mayoría de las hipotecas se firman a 25, 30 e incluso 40 años, un periodo de tiempo en el que pueden cambiar muchas cosas.

Por lo tanto, para todos estos casos existe una solución, aunque no va a ser sencilla ni barata. En concreto, para cambiar una casa con hipoteca por otra tenemos tres opciones.

1. Vender la vivienda antes de comprar otra

Es la opción más habitual y más segura, ya que tendremos en el bolsillo el dinero necesario para comprar la segunda casa. Ahora bien, corremos el riesgo de malvender la casa por las prisas por comprar la nueva. Y si no la vendemos a tiempo, perderemos la oportunidad.

Además, hay que tener en cuenta que en estos supuestos es necesario realizar una subrogación hipotecaria. Es decir, transmitir al comprador del inmueble la casa con su correspondiente hipoteca.

2. Pedir una segunda hipoteca

Si nuestra situación económica es buena, puede que el banco esté dispuesto a ofrecernos una segunda hipoteca. El problema es que esta opción es arriesgada, ya que vamos a tener que pagar dos cuotas mensuales a la vez. Es más, tampoco está al alcance de todo el mundo, puesto que generalmente las entidades no suelen estar dispuestas a financiar más del 80% del valor de venta o de tasación del inmueble a través del préstamo.

3. Solicitar una hipoteca puente

La tercera posibilidad está a medio camino entre las otras dos: una hipoteca puente. La hipoteca puente es un préstamo hipotecario que nos concede el banco para comprar otro inmueble. También implica el pago de las dos hipotecas, pero la diferencia es que la entidad nos da facilidades de pago permitiéndonos unificar ambos préstamos, de forma que pagaremos intereses y cuotas menores que si lo hiciéramos por separado.

La figura es similar a la reunificación de deudas. Sin embargo, el banco nos va a dar un periodo de carencia de capital para completar la venta del primer inmueble. Cuando se haya vendido, se cancela la primera hipoteca y la hipoteca puente para formalizar una tercera hipoteca, esta vez en el sentido tradicional.

via GIPHY

Últimos posts

Cómo aprovechar al máximo los descuentos del Cyber Monday

Cómo aprovechar al máximo los descuentos del Cyber Monday

Hoy es 28 de noviembre, una fecha marcada en rojo en el calendario de muchos usuarios de internet. Y es que hoy es el Cyber Monday de 2022. Aunque ahora las fronteras entre Black Friday y Cyber Monday se han desdibujado bastante, originalmente el viernes estaba...

7 trucos para reducir residuos y ahorrar dinero

7 trucos para reducir residuos y ahorrar dinero

Del 19 al 27 de noviembre de 2022 se celebra la Semana Europea para la Reducción de Residuos. Esta iniciativa pretende promover una cultura más ecológica en cuanto a la reutilización de los productos a los que aún les queda vida útil. Pero reducir residuos no solo...

Calcula tu préstamo online

50€300€
123
Total a devolver:
¿Cuándo quieres pagar?
Importe solicitado
Intereses (37%)*
Comisiones (0%)
Fecha de devolucion
Total a devolver
* Por ejemplo, un préstamo de 100€ a devolver en 1 cuota a 30 días genera unos intereses de 37€ y una comisión de 0€. La cantidad total a devolver es de 137€. El tipo deudor anualizado que se aplica al capital es (37% / 30 días) x 365 días= 450,166%, siendo el TAE = (1+450.166%/12)^12 -1 = 4472.55%.
** El importe a devolver puede variar según la fecha de pago seleccionada.